miércoles, 1 de diciembre de 2010

Pat


Diciembre 2000
"Laboratorio
Facultad de Historia y Arqueología 
Universidad de Humanidades de Tell no Tales"

Eso decía la placa en la puerta del laboratorio donde Pat Low laboraba. Casey decidió visitarla. Hacía tiempo que la abogada no vivía la ciudad y mucho más había pasado sin ver a su madre. 
Tocó a la puerta y una voz ligeramente nasal le indicó pasar.

-¿Qué es esto?
-Requerimiento de evaluación de testigos para el caso Sak. Demanda solicitada por Jeremy Poirier en contra del Instituto de Salud de la ciudad
-No sabía que ahora sólo venías previo oficio
-Necesito hablar contigo y tuve que recurrir a una cortina de humo
-¿Y se te ocurre hacerla a partir de un caso viejo?
-Y archivado. Lo presentaré con el argumento de duda razonable
-¿Poirer sabe?
-Claro. No haría esto sin su conocimiento
-¿Sobre qué quieres hablar?
-Trabajaste con Poirier 

Pat volvió a su trabajo. Un viejo esqueleto, lleno de polvo y residuos varios era su objeto de estudio

-Según una orden no puedo manipular mucho el cuerpo
-¿Porqué?
-El museo de Arqueología quiere que venga un antropólogo de Toud. Lo siento por los restos de este hombre. Sólo debo cuidarlo y asegurarme de que nadie lo toque. 

Ambas salieron a caminar por el campus. Pat se veía cansada pero no indispuesta.

-¿Qué sabes de los mala sangre?
-Sólo que en Londres hay mucho interés por esa historia . Dicen que esa sangre es perfecta por ser pura. Gente de alto nivel está dispuesta a pagar lo que sea por mezclarse con esas personas. Los neonazis no han muerto

Casey veía a su madre irritada por esto. Arqueóloga férrea Pat Low había conseguido una carrera a base de un esfuerzo tremendo. Casey de hecho, parecía su hermana y no su hija.

-¿Además de esto a qué más has venido?
-No me evadas. Estás molesta
-Respecto a la declaración no tengo más que decir

Pat le sonrío irónicamente, le arrebató su maletín y dijo
-A partir de este momento son mis reglas. Lo que salga de mi boca es extraoficial
-Igual a especulación. No será válido en la Corte
-Convoco a mi derecho de silencio bajo reserva
-¿Es un secreto?
-Te contaré una historia

Caminaron aún más hasta El Silencio, llamado así por ser un lugar dónde sólo los profesores iban. Atrás de la Facultad de Música era tanta la calma que por eso se le llamaba así. Nadie pasaba.

-Cuando trabajaba con Poirier supimos de una lista en la que se registraron todos aquellos que poseían un tipo de sangre igual al de Sak. Las anotaciones comenzaron en el cincuenta. Coinciden con personas que desaparecieron o fueron asesinadas en ese entonces
-¿Dónde la encontraron?
-En la antigua casa Lachey
-¿Cómo?
-Los Lachey no son tan inocentes como yo pensé.... Excepto tus amigos, el resto de la familia solía colaborar en operaciones Neo a gran escala. Varios fueron a dar a Cobbs por su intervención. Se disfrazaban de "ayuda".  Era común que las fugas fueran descubiertas. A los Lachey no los mataron los Neo
-¿Quién?
-Los Neo sólo limpiaron la zona y asumieron el riesgo de culpa. Lo demás no lo sé
-Es todo
-Se matan por nada
-No entiendo
-Te entrego la lista y verás la razón
-No es necesario
-Recuerdo cuando íba a las protestas en los sesenta. A comienzos de, más bien. El maldito que me violó buscaba la sangre y creyó que era portadora. Gran idiota
-Ese idiota es mi padre supongo
-Cierto. Recuerdo que él dijo "¿Qué sería de Navidad sin Cascanueces?" Es lo más absurdo que he escuchado en toda mi vida

Previendo que pronto sería la hora de comida, Pat llevó a su hija al barrio ruso. Parecía que ninguna de las dos tenía mucho que decir.

-Así que todo es por una raza superior
-Esa sangre es veneno
-¿Poirier acaso la estudió a fondo?
-Fuera del cuerpo esa sangre se degrada y forma un compuesto que es letal si se utiliza en transfusión. Con solo meter la aguja y extraer un poco se acabó. No sirve a menos que quieras sufrir una muerte dolorosa en una semana. Lo descubrimos por un accidente que no quiero recordar. Murió un pequeño y lo lamento aún

Pat se retiró sin despedirse. Sólo advirtió: Dile a tu amigo ruso, a Urmanov, que de mí no obtendrá nada

Por la tarde la arqueóloga concretó cita con Boitano

-Pat
-¿Eres el padre de Casey?
-No. Pat eras muy joven y yo.. me rechazaste
-¿No fuiste tú?
-Creí que Jared era el padre. Me haría cargo pero te vi con él
-A Jared lo mató la policía
-Casey Low no es mi hija
-¡Demonios! Toda la vida pensé que eras tú. El último día que nos vimos te enfadaste tanto
-Tenías razón
-Tú con una esposa y unos hijos que perder y yo con dieciséis años. En el sesenta y tres estuve en la marcha a favor de elecciones... un tipo me dijo que necesitaba mi sangre y... Casey nació y eras el único que sabía que esa historia es real

De regreso en el laboratorio, Pat buscó la lista de Poirier. Nombres de conocidos y amigos cuya pérdida lamentaba. Revisando, el nombre Liukin apareció. En ese momento volvió a guardarla para aventarla al mar esperando quedase atrapada en la antigua catedral.

En Londres, Harry Shepard mandó llamar a Isabelle. Tomando una copa de Delobel al escuchar los pasos de ella mencionó

-No me agradan las fiestas pero necesito de ellas. Hace mucho que no estás aquí. Si te mandé llamar es para no sentirme tan solo
-Pronto acaba el año
-¿Qué sería de Navidad sin Cascanueces?

De fondo sonaba Tchaikovsky

-Siempre será mi favorito Isabelle



1 comentario:

  1. MUY BUEN RELATO PARA ESTAS FECHAS,DEBERIAS PONER MÁS DURANTE ESTE MES

    ResponderEliminar