sábado, 20 de julio de 2013

La revancha (Vika!)


"Andrew Bessette está aquí" fue el rumor que se esparció en el centro de convenciones mientras ocho jovencitas se preparaban para las barras asimétricas. De acuerdo a una televisora local, el general había confirmado su asistencia al mundial de gimnasia y por un par de compromisos con la caridad apenas podría presenciar el último evento desde un palco VIP en las primeras filas.


-Creí que no se atrevería a venir - comentó el teniente Maizuradze.
-Bessette no se mide - respondió Adelina. A su lado, Tamara sólo alzaba la ceja y se limitaba a oír a Joubert diciéndole a Carlota que de coincidir, le presentaría a su padre.

-¿Por qué esas caras? - preguntó Haguenauer.
-El general Bessette no goza de nuestra estima.
-No entiendo por qué, señor Maizuradze.
-Es por una cuestión de náuseas.
-Mejor así lo dejo.

Por su parte, Trankov volvía a su sitio después de que Zamo se cansara de pedirle fotos con sus compañeras y alcanzó a ver a la queen Khorkina con Viktoriya colocándose magnesia y riendo nerviosas mientras señalaban los palcos VIP. A la distancia, la entrada discreta de Andrew Bessette le permitió a éste enviar miradas furtivas y besos a la hija del teniente Maizuradze hasta que los fotógrafos lo captaron. Bessette era una estrella social.

-Maldita histeria - exclamó Tamara cuando la multitud se desgañitó en un grito levantando las manos cuando el infernal timbre sonó por última vez.

-"Welcome to the World Gymnastics Championships, day four. The uneven bars final is starting".

Las contendientes procedieron a formarse delante del panel técnico para ser presentadas y mirar con asombro como aclamaban a todas. Julianne Kuppets diría que le recordaban el año anterior cuando había ganado el evento, ocasionando que sus colegas voltearan a ver a Vika y Sveta que ante tal comentario ponían gesto de pocos amigos.

-Más nos vale ser listas, líder. 
-Que gane la mejor.
-Suerte.

Vika miró al general Bessette después de ser mencionada y Svetlana preguntó con curiosidad:

-¿Lo amas? 
-No llega a tanto.
-Lo suyo parece ir en serio.
-Andrew es formal.
-¿Pero muy viejo, no crees?
-Es un lindo treintón.
-Con pierna y media en los cuarenta.
-Con una, tiene treinta y cinco.
-¿No te incomoda?
-Para nada.
-¿Aunque tenga un hijo de tu edad?
-Un año menor.
-¿No te resulta un poco raro?
-Andrew ha sido muy honesto conmigo, por eso no me alejé. 
-Debiste pensarlo al menos.
-Él tuvo una vida antes de conocerme, no lo juzgo.
-¿Y su hijo sabe de su relación?
-No le hemos contado.
-Te doy un consejo: búscate un chico de tu edad; los divorciados y los que tienen hijos dan muchos líos.
-Andrew es un hombre intachable que quiere mucho a Joubert y desea encontrarse con mi papá. Él es el primero en esmerarse por hacer bien las cosas y se ha preparado para hablar con ambos. Gracias por preocuparte, pero todo está de maravilla, Sveta.
-No te enamores, líder.

Vika asentó. Andrew Bessette aún le animaba desde su sitio pero ella no volteó por considerar que era instante de concentrase y frotar con mayor cantidad de magnesia sus manos mientras contemplaba a una gimnasta china iniciar su tanda.

Cerca de Vika, se hallaba Sandra Isbaza que acompañaba a Diana Chelaru como apoyo y llevaba varios minutos callada. Su cabello húmedo brillaba como nunca antes y pretendía no llamar la atención del auditorio.

-Sveta tiene razón, hazle caso.
-¿Tú crees?
-Bessette es un tipo bonito pero no es para tanto.
-Es amigo de tu familia, supongo que lo conoces mejor.
-Con nosotros es muy educado.
-Conmigo es cortés y romántico.
-En serio, déjalo. A tu lado parece un vetarro.
-Pero no está viejo.
-Te dobla la edad y te guste o no, él te trata como princesa y parece adorarte, pero hasta yo sé que un hombre mayor tarde o temprano termina con otras cosas en la cabeza.

Sandra dirigió su mirada hacia la platea donde Sergei Trankov le sonreía a su mujer y parecía planear algo. Viktoriya escuchó claramente el suspiro de la chica.

-Ese chico es un rompecorazones.
-Lo sé.
-Lástima que tenga novia, Zamo se quedó con las ganas.
-Se ve tan hermoso y perfecto.
-¿También caíste?
-Antes no creía que fuera guapo.
-Yo no lo veo lindo.
-Si lo conocieras también te encantaría.
-¿Qué quieres decir?
-¿Somos amigas, verdad?
-Así es.
-¿Puedes guardar unos secretos?
-Los que sean.
-El tipo de la platea es Sergei Trankov, el ex novio de mi hermana.
-¿El que odiabas?
-Ni más ni menos.
-¿Qué hace aquí?
-No tengo idea, pero no vino por Zooey.
-¿Estás segura?
-No ha ido a buscarla y cuando le di el mensaje que ella le envió, no hizo nada.
-Tal vez ya terminaron.
-Mi hermana lo mencionó.
-¿Y por qué te ves tan triste?
-Durante mucho tiempo creí que lo aborrecía pero no era cierto. Yo era tan pequeña que no podía soñar con un saludo y ahora pienso tanto en él... No entiendo.
-Siempre te gustó.
-Era feliz detestándolo o fingiendo, no sé qué hacer.
-A lo mejor de tanto verlo te cayó bien.
-O mis hormonas han decidido rebelarse.

Ambas volvieron a prestar atención a la jovencita china que terminaba su rutina al oír los aplausos de la multitud. 

-"Zhang Kexin from China scored 9.480 and is in first place"

Después de tal anuncio, Sandra y Vika reanudaron la conversación sin más.

-Le dije a Sergei que quería hablar con él.
-¿Para qué?
-Llamar estúpidamente su atención.
-¿Qué te respondió?
-Que sí, pero no sé de qué vamos a conversar aparte de mi familia.
-Entonces cancela.
-Al menos Andrew te atiende.
-Es que él no tiene más compromisos.
-Qué buena ayuda me das.
-Soy idiota, perdón.
-Idiota no, insensible sí.
-No me doy cuenta.
-Todas lo notamos, no te preocupes. 

El auditorio guardaba silencio impaciente mientras una chica trataba de impresionar a los jueces pero estaba muy verde, los rostros de su entrenadora y su madre eran de congratulación por haber llegado a esa competencia y el resultado era lo de menos.

-"Joshi Adlerberger from Sweden has marked 9.200 and is in second place"

-La que sigue es Kuppets ¿verdad?
-Claro, después van Diana y tú.
-He olvidado el programa.
-Oye Vika, ¿crees que estamos locas? 
-Poquito.
-Después del all around no te pedí una disculpa.
-No tienes por qué.
-¿Qué opinas de mi rendimiento? Sé sincera, por favor.
-Eres una gimnasta muy mala, no tendrías que estar aquí.
-¿Sabes? Estuve conversando con el coach de las rumanas ayer.
-¿Qué te dijo?
-Aceptó entrenarme a partir del próximo mes.
-¿En serio? Ahora si te van a odiar.
-Sólo ve a Kuppets con sus giros ¿Cómo rayos los hace?
-Mucha práctica y habilidad nata.
-Yo no sirvo para la gimnasia.
-Pero tu papá piensa que sí, por eso paga los patrocinios, los aparatos, las sedes ...
-Los jueces me dan medallas por el dinero de mi familia.
-Lo malo contigo es que todos buscan quedar bien para ver qué consiguen.

Julianne Kuppets culminaba su rutina y Sandra se aprestó enseguida a ir junto a Diana Chelaru, que aguardaba la señal para iniciar su ejercicio.

-"Score for Julianne Kuppets from USA is 8.640"

La muchedumbre abucheó bastante, Vika se aproximó a Sveta para preguntar el motivo.

-Ay líder, qué distraída. Kuppets perdió la conexión y no pudo hacer una transición antes de la salida.
-No lo vi.
-Enfócate.
-Enseguida.

Vika observó al frente y estrechó sus manos. La voz de Andrew se oía claramente, al punto de hacerla reír y saludarlo de nueva cuenta. Su gesto era tan alegre que Bessette no temió ser más galante.

-"Diana Chelaru from Tell no Tales received 9.478 and is in second place"

Sandra Izbasa abrazaba a su compañera y disimulaba sus ansias de posar su mirada en Sergei Trankov, mismo que se unía a la algarabía que Vika provocaba.

-"The next competitor, from Russian Federation, Viktoriya Maizuradze" 

El ambiente estaba frío y cuando Vika determinó frotarse magnesia extra, por alguna razón comenzó a pensar en todo, menos en su ejercicio. Melancólicamente alzó los ojos y descubrió que Andrew no tenía por qué estar cerca de su padre. No era tiempo de revelar nada. Convencida de esto, subió a las barras.

-"Viktoriya Maizuradze ejecuta un giro en la barra baja y un Pak en la alta, la transición a la barra baja se completa con un nuevo giro, pasa a la alta y ejecuta el inbar stalder y un Jaeger... Prepara el katchev, muy bien, vemos el giant y el double tuck dismount... Una rutina muy correcta, bastante limpia, con unas líneas muy elegantes, gran amplitud en el uso del aparato y bastante dificultad".*

Las comentaristas, inclusive de Tell no Tales estaban de acuerdo en que Vika había hecho un trabajo hermoso. Ella por su parte atisbó cariñosamente a su padre a la distancia y susurró un "te quiero".

-"Viktoriya Maizuradze from Russian Federation marked 9.500 and is currently in first place"

-El jurado está muy duro - comentó Sveta - Y faltamos tres ¿Crees quedar en un buen lugar, líder? ¿Líder? 

Viktoria volvió a la zona técnica y a coquetear un poco con Andrew antes de sentarse al lado de una ya solitaria Sandra.

-Creo que mi padre no tomaría bien mi relación con Andrew. 
-¿Por la edad?
-A lo mejor por eso.
-No lo culparía.
-Y con los rebeldes armados mejor ni intentamos.
-Hace rato le mandé un beso al disidente príncipe encantador.
-Estás grave. 
-No voy a negar que de pronto me encantan los rizos de Trankov y cómo se marcan sus pectorales en la playera.
-¡Ja, ja, ja! ¡En qué cosas te fijas!
-¿Tú no? ¿Qué le ves a Andrew? ¿La cara bonita? 
-Mmh .. Es un enclenque.
-¡Oh, je je! ¿Cómo sabes? 
-Vi unas fotos en una revista.
-Al menos no fue en otra situación.
-No quiero llegar tan lejos todavía.
-Ya hablando sin chistes: Andrew no es muy bueno.
-¿Cómo?
-Él salía con Zooey hace unos años, ella se enfadaba mucho por todo y se quejaba de que él era problemático.
-¿Con quién no anduvo tu hermana?
-Esa es buena pregunta pero no lo que interesa así que escucha: Zooey discutió una vez con mis padres y me enteré por casualidad que ella cortó con Andrew por ponerse mal en una fiesta. Ella luego me contó que él es alcohólico y en la marina lo saben, Virginie de Mónaco también y Joubert. 
-Eso es mentira.
-Zooey será lo que quieras pero de sus novios rara vez dice algo falso.
-Seguro se peleó con Andrew.
-¿Y la princesa Virginie?
-Él me aseguró que no la conoce mucho.
-Tuvieron una hija, eso jamás ha sido un chisme.

Vika se quedó callada y vió
a Andrew de nueva cuenta; el hombre parecía de lo más relajado y hasta un poco angelical dentro de su "extrovertida" forma de ser. 

-Andrew Bessette no te conviene.
-Me lo dice la que en lugar de tener una vida, se dedica a envidiar a su hermana.
-Te digo esto porque soy tu amiga.
-¿A quién crees que le voy a creer? ¿A una chica que conocí hace unos meses o a Andrew que lleva dos años apoyándome en todo?
-No seas injusta.
-Mejor busca algo qué hacer, como dejar de odiar a tu hermanita.

-"Lu Fei scored 9.493 and is in second place".

-Ganaste una medalla, Vika.
-¡Qué bien!
-¿No te enojaste conmigo?
-Olvídalo, Sandra. Sólo sabes lo que los demás murmuran y entiendo que quieras prevenirme. No me agradan los rumores, es todo.
-Perdóname.
-Estamos a mano.

Viktoriya y Sandra permanecieron en silencio hasta que el sonido local indicó que una joven llamada Oksana Nagy se colocaba en sexta posición. 

-Le toca a Sveta.
-Ella me gritó toda mi ronda, voy a devolverle el favor.
-Felicidades, Vika.
-Gracias.

Viktoriya se aproximó a los escalones que conducían a las barras y desde ahí consideró que era hora de animar al público a aplaudir a su compañera, aquella alta y arrogante Svetlana Khorkina que giraba con precisión y se lucía en su elemento. Al culminar, la "queen" dió un paso atrás pero se retiraba satisfecha y chocaba sus palmas con las de Vika, quedando una frente a otra y acaparando los flashes. Estaban tensas, con el reloj indicando que la calificación se tardaría. Sandra desde su sitio no evitaba sentir que la expectativa se la comía y que pasara lo que pasara el resultado sería suficiente para que cualquiera quedara conforme.

-"Svetlana Khorkina from Russian Federation marks 9.497 and is second place overall"

Adoptando una posición fugaz de hermana mayor, Svetlana estrechó a Viktoriya y la felicitó sinceramente. Ésta última le agradeció y sin más, observó a su padre que a su vez recibía palabras alegres. Sandra por su cuenta miraba a Trankov y repentinamente, notó que él ya no sonreía y se precipitaba a abandonar su lugar.

-"¿Qué pasa? - se interrogó y volteó hacia atrás: El general Bessette había descendido de su palco y ahora besaba a Viktoriya ante todos los presentes. En la platea, Joubert no sabía qué decir a una Carlota sorprendida y el teniente Maizuradze quedaba atónito con Tamara y Haguenauer invitándolo la calma ("Seguramente es un fan imprudente" repetían) además de Adelina que con la boca abierta le daba la espalda a la escena. 

Sandra oyó a Vika exclamar: "¡No quería que mi padre se enterara así!" y Andrew le ofrecía disculpas. Las chicas del equipo ruso, que se aparecían para saludar al auditorio se llevaron a la joven de inmediato por órdenes de Sveta que las seguía con un desconcierto temeroso. 

Al final, un curioso Trankov y Sandra volvieron a coincidir en el corredor hacia vestidores, con la complicidad de dos personas que ahora tenían un motivo verdadero para encontrarse al día siguiente.

*La rutina descrita a continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario